Características de las bases estabilizadas

Existen algunos tratamientos a los que se pueden someter los suelos naturales para aprovechar sus mejores cualidades y construir adecuadas subbases y bases de pavimento.

 

La estabilización de un producto es la incorporación de un determinado elemento a los materiales seleccionados en la construcción de un pavimento, para modificarle algunas características del elemento y con esto mejorar su comportamiento, esto puede realizarse mediante la adicción de un producto químico, empleando un método físico o bien de manera mecánica.

 

Cuando se agrega agua al material de base para su compactación entonces a esta capa se le llama base hidráulica.

 

Si la calidad no cumple con los requisitos indicados en la Normativa para la Infraestructura del Transporte de la SCT o si la resistencia del material no es suficiente para soportar las cargas del tránsito vehicular, entonces se construyen las denominadas bases modificadas o estabilizadas, las cuales se elaboran agregando al suelo algún producto químico para modificar la calidad o resistencia del material, según corresponda. En todos los casos es necesario efectuar las pruebas de laboratorio para determinar las características de calidad y resistencia.

 

Las bases más usadas en México, según el producto químico que se agregue al material, son las siguientes:

 

Modificadas con cemento hidráulico (BMC)

Estabilizados con cemento hidráulico (BEC)

Estabilizados con asfalto (BEA)

Asfáltica o base negra (BMA)

De concreto hidráulico magro (concreto pobre) o de baja resistencia (BCP)

 

Tipo de base

Características

Modificadas con cemento hidráulico

Se incorpora al suelo que formará la base, de 3 a 4% en masa de cemento hidráulico para modificar su plasticidad.

Estabilizadas con cemento hidráulico

Se le incorpora al suelo que formará la base,  de 6 a 10% en masa de cemento hidráulico para aumentar la resistencia a la comprensión simple determinada a los 7 días de edad.

Estabilizadas con asfalto

Se agrega al suelo que integra la base, de 3 a 4% en masa de cemento asfáltico para mejorar su comportamiento mecánico y disminuir la plasticidad. El asfalto se agrega en forma de emulsión.

Asfáltica (Base negra)

Se añade al suelo que integra la base, de 4 a 5% en masa de cemento asfáltico para formar una capa de concreto asfáltico magro. El asfalto se añade en caliente o en frío.

Concreto hidráulico magro o de baja resistencia

Se agrega al suelo que formará la capa, cemento hidráulico necesario para obtener una resistencia a la comprensión simple a los 28 días de edad de 150 kg/cm2 a 200kg/cm2.

Fuente: SCT

 

El comportamiento de los materiales para caminos, sometidos a la acción del tránsito, depende de dos propiedades básicas: Cohesión y Fricción interna. Por lo tanto, si se mezcla a un suelo un producto asfáltico que le proporciona la suficiente cohesión y fricción interna, o que contribuya a mantener dichas propiedades, entonces se habrá logrado un material estabilizado.

 

Todos los productos asfálticos son pegajosos y cohesivos, y por lo tanto pueden ser empleados para proporcionar la cohesión necesaria a los suelos naturales que carezcan o que posean en escaso grado esta propiedad.  

 

Ahora bien, si los productos asfálticos que recubren las partículas de un suelo se encuentran en cantidades excesivas, pueden actuar como lubricantes disminuyendo la fricción interna y dando como resultado mezclas esponjosas e inestables. De esto se deduce que es esencial el emplear la cantidad adecuada de producto asfáltico si se requieren obtener resultados satisfactorios.

 

En VISE estamos comprometidos con la calidad de nuestros productos, por lo que garantizamos la elección de la sección estructural de pavimentos y la capa de rodadura más convenientes para cada proyecto.

 

Fuente: Instituto Politécnico Nacional, SCT.

Nuevo llamado a la acción

 

Compartir:

Suscríbete

Relacionados

Populares