Lo que debes saber sobre el asfalto y las altas temperaturas

Utilizar la carretera siempre es una opción viable para trasladarse, sin importar la época del año. No obstante, resulta importante conocer los efectos que pueden ocasionar las altas temperaturas en el asfalto.

 

El comportamiento del asfalto se basa en su naturaleza visco-elástica, por ello, su comportamiento está en función de las condiciones de carga a las que se expone y a la temperatura. La mezcla asfáltica expuesta a temperaturas muy calurosas llega a comportarse como un líquido viscoso.

 

Actualmente se sabe que los climas extremos afectan la infraestructura carretera, lo cual ocasiona retrasos para los usuarios, y en ocasiones hasta accidentes automovilísticos. En los últimos años el cambio climático ha sido un factor más en la relación entre el asfalto y las altas temperaturas, ya que éste ha provocado que en algunas zonas geográficas de México (desérticas) las olas de calor rebasen el promedio.

Nuevo llamado a la acción

En un futuro, el reto para la ciencia y la ingeniería, ante un clima extremo y cambiante que eleva la temperatura del concreto en la carretera, será incrementar los estándares actuales de diseño, ademas de generar nuevos métodos para la construcción de una infraestructura adaptable a situaciones inesperadas.

 

¿Qué hacen las altas temperaturas en el asfalto?

 

Cuando la temperatura rebasa los 45ºC se acelera la deformación de la carpeta asfáltica, haciendo que aparezcan roderas y ondulaciones muy rápidamente. Estas deformaciones tienen consecuencias directas en el tránsito de los vehículos, y se debe principalmente al tipo de mezcla con la cual se construyó la carretera.

 

asfalto.jpg

En caso de que las deformaciones no se reparen de inmediato comienzan a acumular agua, la cual genera hidroplaneo en los vehículos, situación que puede comprometer la seguridad de los usuarios. Por otra parte, si el agua se filtra a las capas de base y sub-base ocasiona que éstas pierdan su capacidad de soporte debido a la humedad. Otro efecto de las altas temperaturas en el asfalto es la alteración del módulo de rigidez del pavimento, provocando sensibilidad en él y por consecuencia agrietamiento o hasta una deformación estructural.

 

Las grietas en el asfalto también pueden deberse a un excesivo endurecimiento producto de altos índices de rayos UV y una elevada oxidación por olas de calor.

 

La importancia de conocer esta información sobre el asfalto y las carreteras radica en que este tipo de infraestructura es soporte para la comunicación y transporte de las personas en nuestro país. Por lo tanto su cuidado y mantenimiento es estratégico para un desarrollo social y económico.

 

El personal que labora en VISE está consciente de la relevancia de una infraestructura carretera construida con mezclas asfálticas óptimas para climas extremos, las cuales tengan el mejor rendimiento y un tiempo de vida mayor al promedio. Todo en pro de los usuarios y la movilidad.

 

Fuentes: UNAM, Asociación Mexicana del Asfalto A.C., DW, SCT.

Compartir: