El antes y el ahora de los aeropuertos mexicanos

Demetrio Galíndez López

Ingeniero civil con maestría en Ciencias. Docente e investigador del Instituto Politécnico Nacional, ESIA UZ.

 

La aviación surgió el 17 de diciembre de 1903 en Estados Unidos, con el vuelo de los hermanos Wright en Kill Devil Hills, cerca de Kitty Hawk, en la costa de Carolina del Norte, sitio que puede ser considerado el primer aeropuerto del mundo.

 

En México, la aviación surge el 8 de enero de 1910 con el vuelo de Alberto Braniff en los llanos de la ex hacienda de Balbuena, lugar que se puede considerar como el primer aeropuerto mexicano. De entonces a la fecha, la evolución de la aviación ha sido significativa, y en esa misma medida han tenido que evolucionar los aeropuertos.

 

En sus inicios, los “campos de aterrizaje” eran simples llanos, potreros o brechas, más o menos despejados de obstáculos y cuyo terreno pocas veces estaba bien nivelado y compactado.

 

En 1915 en los campos de Balbuena se establecieron la Escuela Militar de Aviación y los Talleres Nacionales de Construcciones Aeronáuticas; allí operaron las primeras aeronaves de transporte aéreo civil y posteriormente se constituyó la Fuerza Aérea Mexicana.

 

La primera concesión para vuelos comerciales en México fue otorgada el 12 de julio de 1921 a la Compañía Mexicana de Transportación Aérea, en la ruta Tampico-Tuxpan-México, para trasladar con seguridad la nómina de pago de los empleados de las compañías petroleras inglesas y norteamericanas.

 

El 16 de noviembre de 1927, el Departamento de Aeronáutica Militar de la Secretaría de Guerra y Marina dirigió una circular a los jefes de operaciones militares de la República ordenándoles que cada cabecera contara con un “campo aéreo militar”, que debería tener entre 400 y 1,000 m de lado, para que el piloto pudiera “acomodar en el campo su avión como le fuera más conveniente de acuerdo con los vientos dominantes”. Estos aeropuertos después se utilizaron en la aviación civil.

 

En 1928, Juan Guillermo Villasana expresó en un artículo: “Más que aviones, lo que ahora necesita México es un sistema de aeropuertos. Esta es la verdadera tarea del futuro.”

 

La regulación de los aeropuertos

 

El sector aeronáutico era regulado por el Departamento de Aeronáutica Civil (DAC) de la SCT, creado el 1° de junio de 1928, que en 1954 pasó a ser la Dirección General de Aeronáutica Civil y en la actualidad es la Agencia Federal de Aviación Civil.

 

El DAC exigió a las empresas aéreas que construyeran sus aeropuertos y sus instalaciones complementarias antes de que comenzaran a ofrecer el servicio de transporte aéreo, pues los campos de aviación existentes ya no eran suficientes ni satisfacían las necesidades de las nuevas aeronaves.

 

A partir de 1947, el gobierno federal se hizo cargo de la construcción y reconstrucción de los aeropuertos y de la principal infraestructura del país.

 

Para 1962 se tenía una red principal con 50 aeropuertos, entre los que se contaban 22 federales, tres concesionados a las líneas aéreas, uno operado por Pemex, una base militar con operaciones comerciales y 23 estatales; se estableció un programa de inversiones para mejorar sus condiciones. Con respecto a la Ciudad de México, se recomendó “construir un nuevo aeropuerto a un costo de 250 millones de pesos, en lugar de seguir realizando inversiones infructuosas en unas instalaciones que resultarían obsoletas en unos cuantos años”.

 

En ese periodo se atendió una demanda que pasó de 49,900 pasajeros y 42,400 operaciones en 1921 a 2,032,000 pasajeros y 83,000 operaciones en 1963.

 

El Sistema Aeroportuario Mexicano operado por ASA

 

Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) fue creado por decreto presidencial el 10 de junio de 1965 (última modificación, el 22 de agosto del 2002) para administrar, operar, conservar, explotar y, en su caso, construir, mantener, ampliar y reconstruir, por sí o a través de terceros.

 

Antes de la privatización, los 58 aeropuertos que operaba ASA y que conformaban el Sistema Aeroportuario Mexicano (SAM) eran: Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Cancún, Mérida, Cozumel, Oaxaca, Huatulco, Tapachula, Villahermosa, Veracruz, Minatitlán, Guadalajara, Tijuana, San José del Cabo, Puerto Vallarta, Hermosillo, Guanajuato, La Paz, Mexicali, Aguascalientes, Morelia, Los Mochis, Manzanillo, Monterrey, Acapulco, Mazatlán, Zihuatanejo, Zacatecas, Culiacán, Ciudad Juárez, Chihuahua, San Luis Potosí, Durango, Torreón, Tampico, Reynosa, Chetumal, Ciudad Obregón, Ciudad del Carmen, Colima, Campeche, Cuernavaca, Ciudad Victoria, Guaymas, Loreto, Matamoros, Nuevo Laredo, Nogales, Poza Rica, Puebla, Puerto Escondido, Querétaro, Tehuacán, Tuxtla Gutiérrez, Toluca, Tamuín, Tepic, Tlaxcala y Uruapan. Además, ASA operaba los aeropuertos de Comitán, San Cristóbal de la Casas, Loma Bonita, Palenque y Terán.

 

Con esta red de aeropuertos se atendió una demanda aérea que llegó a 54,375,602 pasajeros y 1,419,902 operaciones en 1998, último año en que ASA operó el SAM.

 

Los aeropuertos en la actualidad

 

Por las necesidades económicas del país, a finales de la década de 1980 diversos organismos internacionales presionaron al gobierno mexicano para que redujera el número de empresas del Estado, como los aeropuertos. Se emitieron entonces la Ley de Aviación Civil el 12 de mayo de 1995 y la Ley de Aeropuertos el 22 de diciembre del mismo año, y el 2 de febrero de 1996, el acuerdo de creación del Comité de Reestructuración del Sistema Aeroportuario Mexicano, para lo cual ASA creo cuatro sociedades anónimas bursátiles de capital variable controladoras de aeropuertos (propietarias del 100% menos una acción de las sociedades concesionarias) como empresas de participación estatal.

 

Grupo Aeroportuario del Sureste

Asur se constituyó el 1 de abril de 1998. El 29 de junio de 1998 se licitaron los títulos representativos de su capital social y se suscribieron nueve convenios de colaboración de los aeropuertos de Cancún (CUN), Mérida (MID), Cozumel (CZM), Oaxaca (OAX), Huatulco (HUX), Tapachula (TAP), Villahermosa (VSA), Veracruz (VER) y Minatitlán (MTT) por un plazo de 50 años a partir del 1º de noviembre de 1998, prorrogables por otros 50 años.

 

Grupo Aeroportuario del Pacífico

El GAP, también conocido como OMA, se constituyó el 28 de mayo de 1998. El 25 de febrero de 1999 se licitaron los títulos del capital social de GAP, integrado por los aeropuertos de Guadalajara (GDL), Tijuana (TIJ), San José del Cabo (SJD), Puerto Vallarta (PVR), Hermosillo (HMO), Guanajuato (BXJ), La Paz (LAP), Mexicali (MXL), Aguascalientes (AGU), Morelia (MLM), Los Mochis (LLM) y Manzanillo (ZLO), con vigencia de 50 años a partir del 1º de noviembre de 1999, prorrogables por otros 50 años.

 

Grupo Aeroportuario Centro Norte

El GACN se constituyó el 28 de mayo de 1998. El 17 de diciembre de 1999 se licitaron los títulos representativos del capital social de GACN, integrado por los aeropuertos de Monterrey (MTY), Acapulco (ACA), Mazatlán (MZT), Zihuatanejo (ZIH), Zacatecas (ZCL), Culiacán (CUL), Ciudad Juárez (CJS), Chihuahua (CUU), San Luis Potosí (SLP), Durango (DGO), Torreón (TRC), Tampico (TAM) y Reynosa (REX) con vigencia de 50 años, prorrogables por otros 50 años.

 

Grupo Aeropuertos y Servicios Auxiliares

Después de la privatización, se han realizado varios cambios en los aeropuertos integrantes de ASA, para quedar en la actualidad en 19: Chetumal (CTM), Ciudad Obregón (CEN), Ciudad del Carmen (CME), Colima (COL), Campeche (CPE), Ciudad Victoria (CVM), Guaymas (GYM), Loreto (LTO), Matamoros (MAM), Nuevo Laredo (NLD), Nogales (NOG), Poza Rica (PAZ), Puebla (PBC), Puerto Escondido (PXM), Ixtepec (IZT), Tehuacán (TCN), Tamuín (TMN), Tepic (TNU) y Uruapan (UPN). Los cambios han sido:

 

El 28 de noviembre del 2004, el aeropuerto de Querétaro dejó de pertenecer a la Red ASA y a partir de entonces opera en coinversión entre el gobierno del estado (75%) y ASA (25%).

 

A partir del mes de junio de 2006, el aeropuerto de Toluca deja de pertenecer a la Red ASA, para ser operado por la Administradora Mexiquense del Aeropuerto Internacional de Toluca, con participaciones de 49% de un importante grupo español, 26% el gobierno del Estado de México y 25% de ASA.

 

El aeropuerto de la capital de Morelos fue concesionado en 2008 a la sociedad Aeropuerto de Cuernavaca, constituida por el gobierno del estado y ASA, y a partir del 5 de enero de 2009 fue declarado aeropuerto internacional.

 

Los aeropuertos de Chiapas operan mediante el Grupo Aeroportuario de Chiapas, 51% del gobierno del estado y 49% de ASA. El aeropuerto Ángel Albino Corzo dejó de pertenecer a la Red ASA a partir del 28 de noviembre de 2006, por lo que inició operaciones en enero de 2008 como aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez (TGZ); el aeropuerto de Palenque fue inaugurado el 12 de febrero de 2014 e inició operaciones comerciales el 13 de marzo de 2014.

 

Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México

Constituido el 28 de mayo, tiene dos entidades subsidiarias: Servicios Aeroportuarios de la Ciudad de México y el AICM; es dueño del 100% menos una acción.

El 29 de junio de 1998 se otorgó la concesión en favor del AICM por 50 años a partir del 1 de noviembre de 1998.

 

La demanda aérea atendida por el SAM en 2018 se muestra en la tabla 1, y en la figura 1 puede observarse la configuración de la red aeroportuaria.

 

Tabla 1. Demanda atendida en 2018 por el SAM

Grupo 2018

Pasajeros

%

Operaciones

%

Aeropuertos

%

AICM

47,700,547

32

449,664

24

1

2

ASUR

33,247,300

22

342,052

17

9

15

GAP

40,612,317

28

510,828

27

12

20

GACN/OMA

21,681,492

15

345,350

18

13

22

ASA

1,618,756

1

72,005

4

19

32

SOCIEDADES

3,129,658

2

187,094

10

5

9

Total

147,990,070

100

1,906,993

100

59

100

Captura de pantalla 2020-07-02 a la(s) 13.19.53

Figura 1. Aeropuertos integrantes de los grupos aeroportuarios que conforman el SAM.

Elaboración propia.

 

Conclusión

El sector aeronáutico ha sido exitoso desde su creación, ya que desde que se registran estadísticas, el incremento en el número de pasajeros transportados es ininterrumpido y cada vez más acelerado. En los primeros 42 años se pasó de 50 mil a 2 millones; en los siguientes 35 años, de 2 millones a 45 millones, y en los últimos 20 años, de 45 millones a 148 millones. La cifra de este último periodo se alcanzó con aproximadamente el mismo número de aeropuertos.

 

Texto publicado en: Revista Mexicana de la Construcción RMC 643, abril 2020, página 60-63. Disponible en https://issuu.com/helios_comunicacion/docs/rmc_643_27may_

Compartir:

Nuevas construcciones

Suscríbete

Populares