Tipos de suelo que predominan en el Bajío

Conocer los tipos de suelos que predominan en esta zona industrial tan importante en el país facilita la creación de líneas de acción en materia de construcción de una infraestructura con bases sólidas. Hace varios años, los estados del Bajío se visualizaron como protagonistas en el crecimiento económico y empresarial de México, y los primeros pasos ya están dados.

 

En las regiones que comprenden el Bajío mexicano predominan los suelos Vertisoles, los cuales se forman por depósitos de origen volcano-clástico y material aluvial. Otra de sus particularidades es que son suelos de textura muy fina, que se identifican por un drenaje y una aireación pobre. Además, en lo que respecta a su uso para fines agrícolas pueden tener limitantes.

Obra Pública y la industria carretera

Para ser más precisos y dar un ejemplo, el estado de Guanajuato presenta suelos de tipo Vertisol, gracias a la diversidad de formas topográficas (topoformas) de la zona. Particularmente, éstos se asocian con otros suelos como: Litosol, Feozem háplico, Luvisol vértico y férrico y Gleysol mólico. Su distribución depende de factores como el clima, la roca subyacente y la vegetación.

 

Los suelos Vertisoles ocupan casi el 9% de la superficie de la República Mexicana, y se pueden relacionar parcialmente con zonas de llanuras fértiles localizadas en las costas de México, tal es el caso del norte de Veracruz, Tamaulipas, Sonora y Sinaloa. Sin embargo también se presentan en zonas de llanuras y pastizales, como el Bajío.

 

Más características de los Vertisoles

 

Están conformados por arcillas pesadas con una mezcla considerable de arcillas expansibles. Tienen una alta capacidad para retener humedad, de hecho, el suelo arcilloso puede cambiar de volumen cuando absorbe o deja de absorber agua, lo anterior es trascendental y debe considerarse en materia de construcción de obras, ya que dichas particularidades llegan a desencadenar hinchazones o rajaduras en éstas.Suelo vertisol

 

Entre las principales dificultades que se pueden enfrentar en suelos de este tipo están las deformaciones; las cuales son más grandes que otras (como las deformaciones elásticas). Sin olvidar que las deformaciones producto de suelos arcillosos no se previenen por la elasticidad clásica o por la teoría de la plasticidad, pues los movimientos que las generan tienen, en su mayoría, un patrón irregular para causar daños en las estructuras y pavimentos.

 

Podría concluirse, que los principales factores a identificar para la caracterización de un suelo Vertisol donde se construirá una obra de infraestructura son: las propiedades de expansión, así como las condiciones ambientales y humanas que contribuyen a los cambios de humedad del suelo.

 

En VISE conocemos la importancia de contar con la información necesaria para la construcción de grandes obras de infraestructura carretera y aeroportuaria, por ello, compartimos datos que ayuden a desarrollar el mundo que nos imaginamos y forjamos día a día. #Elmundoqueimaginas

 

Fuente: INEGI, Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, UNAM, Unsplash.

Compartir:

Manual del Ingeniero Civil

Suscríbete

Populares