Checklist del equipo de seguridad para empleados de la construcción

La protección personal es uno de los rubros en los que el sector de la construcción pone especial énfasis, pues de la integridad del personal depende el buen término de cualquier obra.


La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) mediante su manual Prácticas Seguras en la Industria de la Construcción, convoca a todos los agremiados a invertir en este equipo que permitirá la disminución de costos debido a la minimización de accidentes y ausencias, además de que es una práctica ética que repercutirá en un mejor desempeño de los empleados de la construcción y mayor productividad.


La dependencia federal recomienda a los empresarios del sector de la construcción adquirir equipos de calidad superior, que sean compatibles en caso de requerir de un uso simultáneo, capacitar a los empleados sobre su correcto uso, mantenimiento, y al mismo tiempo concientizarlos sobre la importancia de protegerse.


Además, la falta de protección adecuada en los empleados hace a las constructoras acreedoras de diversas multas, sanciones y clausuras en sus proyectos de construcción. Para evitar que esto ocurra en las obras públicas y privadas siempre se designa a un encargado de seguridad e higiene, quien evaluará qué equipo será adecuado para cada trabajador y que ésta normas se cumplan al pie de la letra.


En principio todos los equipos deberán ser resistentes, permitir el libre desplazamiento, ser cómodos en su uso, y proteger contra partículas que pudieran salir disparadas, polvo, ruido, agentes corrosivos, vapores tóxicos, cortaduras, quemaduras, electrocución, caídas y golpes.


Algunos de los principales son:

 

  1. Tapones u orejeras. Es importante elegir el material adecuado para protegerlos según su actividad, clima y practicidad al usarse, pero sin aislarlos de escuchar las alarmas o cualquier otro llamado de emergencia. 
  2. Lentes especiales. Éstos deberán permitir el uso de gafas graduadas -en caso de que se requieran- y deberán evitar el empañamiento.
  3. Los respiradores faciales tipo filtro o mascarillas. Éstos deberán mantenerse limpios, o reemplazarse diariamente. Existen respiradores que incluyen purificadores de aire o abastecedores de oxígeno.
  4. El casco es imprescindible en este rubro. Deberá soportar cierto tonelaje y poseer correas que permitan un ajuste adecuado. 
  5. Guantes.
  6. El calzado de protección usualmente requerirá de protección con puntas metálicas de seguridad. 
  7. En el caso de trabajadores que se encuentren en riesgo potencial de sufrir caídas de diferente nivel, deberán usar cinturones o arneses adecuados. Éstos deberán ser cómodos en su uso; proporcionar la mayor libertad de movimiento.

En VISE valoramos a nuestro capital humano, por ello ofrecemos la protección adecuada a nuestros colaboradores en resguardo a uno de nuestros mayores valores que es la ética profesional.


Fuentes: Mi Construguía, Secretaría del Trabajo y Previsión Social

 

FOTO_FINAL_NOTAconstruccion.jpg

Compartir: