¿En qué consiste el mantenimiento del pavimento asfáltico?

El pavimento asfáltico destaca por ser uno de los materiales más versátiles, prácticos, económicos y sustentables. Por ello es que su proceso de mantenimiento es fácil, menos invasivo y más económico.


Plantear una conservación normal del pavimento asfáltico es hablar de mantenimientos constantes o periódicos para evitar el deterioro o destrucción prematuro de una obra, que la mantenga en su calidad y valor.


El mantenimiento del pavimento asfáltico es importante para que se encuentre siempre en condiciones de tránsito tan cerca como sea posible a su estado o condición original, como cuando fue construido, y con ello prever desperfectos o corregirlos.


¿Qué daña al pavimento?


  1. La humedad hace que las capas que están bajo la superficie de rodamiento se debiliten. Recordemos que la capa de rodamiento o rodada es la parte visible, por donde pasan vehículos y peatones.
  2. Los combustibles y aceites que escapan de los vehículos.
  3. La oxidación. Este tipo de pavimento está constituido por un ligante asfáltico y piedra, cuando el ligante asfáltico entra en contacto con el oxígeno se oxida y se vuelve quebradizo, entonces se agrieta y deteriora. 
Nuevo Aeropuerto Internacional CDMX

Los síntomas de un pavimento asfaltico dañado son:


  • Desgranamientos
  • Agrietamientos
  • Baches

Para dar mantenimiento al pavimento de vías terrestres, caminos y puentes se consideran tres modalidades:


  1. Conservación rutinaria: Son frecuentes durante el año. Consisten en limpieza de faja, perfilado de caminos de tierra, bacheos, limpieza de drenaje, demarcación del pavimento, etc.
  2. Conservación periódica: Intervenciones que se programan, y cuyo factor para que ocurran son el volumen del tránsito y/o por el clima. Se ejecuta el recebo de carpetas granulares, sellos asfálticos, reparación de defensas fluviales y losas de hormigón, etc.
  3. Operaciones de restauración: Buscan devolverle su condición inicial al reforzarlo sin dañar la estructura subyacente. Típicamente en esta categoría encontramos los tratamientos superficiales, micropavimentos, recapados sobre pavimentos existentes, etc.

En algunas ocasiones, durante el mantenimiento se renueva o incluso recicla el asfalto que ya está instalado, para ello se agregan aditivos y polímeros que le hagan recuperar su propiedades originales. Las aplicaciones se hacen en caliente (con ayuda de maquinaria especial) o en frío, con aditivos y polímeros. Incluso, se añade concreto hidráulico, según los requerimientos.


El mantenimiento también implica conservar las áreas colindantes a la vialidad (vegetación, contención de taludes, balizamiento y señalización) para ofrecer al usuario la seguridad y confort.

 

 

 

 

VISE ofrece asfalto modificado para un desempeño óptimo en climas extremosos, con fórmulas que se desarrollan en nuestros laboratorios.


Fuentes: Instituto Universitario Politécnico “Santiago Mariño”, Venezuela; Universidad de Sonora, quiminet.com

pavimento-asfaltico.jpg

Compartir: